lunes, 5 de agosto de 2013

Testimonios sobre qué hay más allá del suicidio. Algunos de los supervivientes nos lo cuentan


Una de las revisiones más tristes se da, cuando uno ha atentado contra su vida por el suicidio. En unos casos, parece que se quedan en una zona crepuscular o intermedia, entre el cielo y el infierno, que podríamos llamar purgatorio; pero, en otros casos, parecen que tienen experiencia del infierno. Dice uno de los pacientes del doctor Moody: Cuando estuve allí, tuve la sensación de dos cosas que me estarían totalmente prohibidas: matarme a mí mismo y matar a otra persona. Si me suicidaba, sería como devolverle a Dios un regalo, tirándoselo a la cara… Matar a otra persona equivaldría a interponerme en los designios de Dios para con ella.

Todos los suicidas están de acuerdo en un punto: Creen que su intento de suicidio no solucionó nada; y se encuentran exactamente con los mismos problemas de que habían intentado librarse, quitándose la vida. Cualquiera que fuese la dificultad de que habían intentado escapar, continuaba allí sin resolver… Todos afirmaron que después de su experiencia, no volverían a pensar jamás en el suicidio. Su actitud común era que habían cometido un error y se alegraban mucho de haber fracasado en su intento.

El doctor Kenneth Ring, fundador de la Asociación internacional para el estudio de experiencias cercanas a la muerte (IANDS, international association for Near-Death Studies) cuenta en su libro Life at death más de 20 casos de suicidio. Ninguno de ellos tuvo experiencia de la luz maravillosa. La experiencia de estas personas estaba como amputada. Tenían sí experiencia de bienestar físico al salir de su cuerpo, pero sin sensaciones transcendentes, pues no ven la luz ni sienten amor o alegría, y están en una zona crepuscular o vacía, si es que no viven un ambiente de infierno.

La doctora Paola Giovetti en su libro Qualcuno è tornato cuenta el caso de la señora M. F. Restano, de Turín, quien le contó personalmente su caso.

Cuando en plena lucidez y conciencia decidí suicidarme, estaba convencida de que Dios me perdonaría. Si Dios existe, me decía, debe ser superior a las debilidades humanas. Mi desilusión de la vida presente era total y estaba convencida de que en el más allá estaría mejor. Pero aquello que he vivido era totalmente inesperado. Decidí suicidarme como consecuencia de una serie de problemas, enfermedades y malentendidos familiares. Por eso, no condenéis a quienes llegan a tomar esta decisión, aunque ahora, con todos los problemas que tengo, nunca tomaría esa decisión.

Traté de suicidarme, pero fui ayudada a tiempo, aunque estuve 5 días en coma profundo. Al suicidarme, me encontré en un mundo de silencio. Mi cuerpo era ligero, estaba físicamente bien. Estaba en una sala oscura que, lentamente, comenzó a aclararse como si me fuese acostumbrando a la oscuridad. Estaba sola, completamente sola, pero crecía mi angustia mental. A un cierto momento, me pareció ver un rostro joven, pálido, ojos negros, severos, pero amigables y llenos de comprensión. Aquellos ojos estaban fijos en mí. Me comuniqué con él mentalmente. Fue una conversación larga. Le pedí que me ayudara, quienquiera que fuese. Él me respondía: “Ten calma y confianza. Calla, cálmate”… Después sentí que algunos seres discutían, ciertamente, sobre mí. Eran figuras sin rostro o los cubría una capucha, parecían frailes. Supe que me estaban juzgando. Yo todavía no sabía bien, si estaba viva o muerta, por lo que no sabía si el juicio consistía en enviarme a la tierra o al infierno. Algunas voces me defendían, pero la mayor parte me acusaba y una voz era especialmente mala y despiadada. Era una voz fuerte y profunda, que pedía con violencia mi condena total. Yo estaba aterrorizada.

De pronto, entraron en la sala una multitud de personas, eran figuras oscuras, viejas, encorvadas. Sabía que el juicio había sido negativo y estaba aterrorizada. Pero, cuando quisieron llevarme, la luz de aquel ser las detuvo. La luz me absolvió. No había sido un sueño, era demasiado lucido, real y coherente. Ahora tengo miedo de morir y poder encontrarme con aquel ambiente, con aquellos seres oscuros.

Otro caso. Antonio trabajaba en tareas de rescate en toda clase de emergencias. Una vez se contagió de sida a sus 36 años por haberse hincado accidentalmente con una aguja durante la tarea de resucitación de una víctima. Y decidió suicidarse. Dice:

Yo tomé muchas píldoras y me llevaron al hospital. Allí vi que mi cuerpo flotaba en una oscuridad. No podía ver nada, no podía moverme ni hacer nada por mí mismo. Era terrible. Oía sonidos horrorosos en mis oídos. Yo pensé: “Estoy en el infierno y no puedo salir. Estoy atrapado”. Entonces, oí una voz y supe que era Dios. Era una voz tranquila y calmada, que me dijo: “Si esto es lo que tú quieres hacer, aquí es donde vas a venir”. Yo pensé: “Es demasiado tarde, ya estoy muerto”. De pronto, todo desapareció y estaba de nuevo en mi cuerpo. Fue como si me hubieran vuelto de nuevo las ganas de vivir. Es como si Dios me hubiera dicho: “Si quieres suicidarte, irás al infierno”. Ahora sé que Dios tiene un plan para mí, que es ayudar a otra gente con sida.

Rochelle dice: Yo intenté suicidarme dos veces. La primera, con sobredosis de pastillas, pero no tuve ninguna experiencia. La segunda vez, dejé salir el gas en mi habitación, porque estaba muy deprimida y no podía dormir. Por eso, quería morir. En ese tiempo, yo no creía, era agnóstica; yo no creía en el diablo ni en el cielo ni en el infierno. Por eso, yo sólo quería acabar con mis sufrimientos de una vez por todas. De pronto, el gas hizo efecto y me vi en un lugar oscuro, totalmente oscuro. Yo estaba muerta. En ese momento, algo me tocó en la espalda; yo miré y era un gran gorila. Ahora asocio aquel gorila con Satanás. Entonces, grité desde el fondo de mi alma, pidiendo ayuda a Dios. Y Él me sacó de allí y desperté tres o cuatro horas después y había gas por toda la tercera planta de la casa.

Esta experiencia fue como si Dios me hubiera dicho: “Has cometido una tontería”. Hay algo después de esta vida y Él me lo mostró y me sacó de allí. Yo quisiera ahora decir a la gente, en las mismas condiciones que yo (deprimidas), que si piensan que van a escapar muriendo, es un gran error. Si tú mueres, sigues vivo. Por eso, no trates de matarte; más bien, trata de cumplir tu misión, pidiendo ayuda.

El médico Francis Ceravolo me contó la historia de uno de sus pacientes suicidas. Él es italiano y lo conozco de hace años. Es un hombre simpático y tranquilo, pero que no creía en Dios. Y me dijo: “Yo vi fuego y vi pequeñas criaturas a mi alrededor. Ellas tenían miradas perversas y parecían terribles. Yo los vi. Ahora creo en Dios, porque sé que Él me dio la oportunidad de sobrevivir”.

Sadira, como consecuencia de una sobredosis de pastillas, tuvo su experiencia NDE. Dice: Lo que yo viví fue la cosa más horrible. Oía aquellas voces que no eran de la tierra. Ellos gritaban. Yo estaba desnuda y sentía vergüenza, aunque todo estaba oscuro. Esas criaturas eran como anoréxicas, calvas, desnudas, sin dientes, todo sucias. Había como cincuenta, todas a mi alrededor. Yo podía sentir su respiración cerca de mí y olían muy mal. Todo era muy real. Me sentí juzgada y que iba a ser castigada. Aquellos seres estaban allí para castigarme; pero, después de un tiempo de terror, se fueron.

Como católica, sabía que nadie puede suicidarse. Nunca lo haré de nuevo. Yo estaba horrorizada, estaba en el infierno. Fui al infierno. Personalmente, nunca creí en el infierno. Yo creía que el infierno era no ser capaces de ver a Dios. Pero, después de esto, creo en el infierno. Cuando me desperté, estaba aterrorizada. Reconozco que el suicidio nunca es la solución. No es una opción. Dios no lo quiere y yo creo en Dios. Esta experiencia cambió mi vida y estoy contenta de que me sucediera.

Marie era una estudiante francesa de 17 años que, después de una desilusión amorosa, decidió quitarse la vida. Dice: A la salida del túnel he encontrado otros seres, no los veía, pero los sentía. Aquellos seres estaban llenos de amor, eran como ángeles... He descendido y he visto formas grisáceas. Eran dulces, benévolos y una voz me ha dicho: “Son los suicidas”, haciéndome saber que el suicidio no es una solución, sino algo muy grave. Después, he encontrado un ser luminoso indescriptible, de una gravedad y profundidad impresionante. Toda mi vida ha comenzado a desfilar delante de mí como en un film y todo era alocado. He visto a las personas que he conocido y el efecto de mis acciones sobre ellas. Era terrible. Me sentía estúpida. La voz del ser de luz era impresionante, distinta a la de los ángeles que había visto a la salida del túnel. Después de la revisión de vida, me he sentido estúpida y he descartado totalmente de mi vida la idea del suicidio. Ahora estoy totalmente convencida de que hay una vida después de la muerte y de que existe un ser supremo a quien podemos llamar Dios.

Evidentemente, los suicidas no necesariamente se condenan. Dios comprende mejor que nadie los condicionamientos que han podido llevar a cada persona a semejante decisión equivocada. Lo cierto es que es un gravísimo error, porque rompe el plan de Dios y, sobre todo, acorta el tiempo de vida disponible para aprender a amar, que es la razón de ser de nuestra existencia. De todos modos, nosotros no somos quiénes para juzgarlos, Dios los juzgará. Pero, ciertamente, todos ellos se arrepentirán en el más allá o quizás deban purificarse durante mucho tiempo para reparar el tiempo perdido. Esas formas grisáceas podrían indicarnos que no están condenados, sino en un estado de purificación que nosotros llamamos purgatorio

31 comentarios:

  1. Mmm...a ver, si Dios esta observando, ¿Donde estaba cuando esas personas pedian ayuda antes del intento de suicidio?. Ahora esta agina es catolica o religiosa logico lo consideraran un pecado. Yo pregunto, ¿Como.creer a personas que "relatan su experiencia" cuando pueden ser pagados o simplememtr miembros de alguna iglesia muy fanatica? Aqui no veo algo real, solo me muestra lo que juzga Dios pero no siento que esos testimonios digan pa verdad absoluta, solo dejan sensaciones de seras juzgado y es pecado, en resumen miedo a ese dios que NO ESCUCHO.CUANDO ESA GENTE LO.PIDIO. ¿Por que a algunos se les dio la oportunidad de volver de ese tunel? ¿o solo es para los religiosos esa opcion?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola lo siento pero estoy en completo desacuerdo contigo, y no pienses que es porque no he sufrido, por mi mente muchas veces ha pasado la idea de suicidio y también el “¿ será que Dios no me oye?” pero luego algo en mí me dice que si me oye yo creo q ese “algo en mí” es dios. (no soy una persona muy religiosa q digamos, y no hablo en nombre d la religión ni de ninguna iglesia) yo podría tirarme de un quinto piso y sé muy bien que dios no me detendría porque esa sería MI DECISIÓN y sé q eso no le gustaría, lo entristecería y si te preguntas “ ¿ por qué no me escuchó?” la respuesta es q te oye siempre y si quieres oírlo solo deja de lado toda soberbia y escucha, el te habla dentro de tu corazón y esto q te digo no me lo ha dicho nadie simplemente yo lo siento así, no me lo ha dicho ninguna iglesia ni religión. Yo no sé si el suicidio sea un pecado o no, posiblemente lo sea, lo que sí sé , es que al decir “ no cometerás suicidio” no te están imponiendo una ley, o una norma esto no es una dictadura, te están dando un consejo, es como si te dijeran “ no cruzarás nadando el océano pacífico” no puedes , ni lo intentes uno no puede suicidarse porque el alma nunca muere y al final sólo te terminas haciendo daño, no es una amenaza sino una advertencia, una prevención, consejo o como quieras llamarlo. Yo en lo personal sí creo , porque tenemos un alma yo misma he sido testigo, si quieres no creas el testimonio de esas personas tienes razón una no puede creer todo lo que le digan pero hay un versículo que dice “Porque el valor del oro se prueba en el fuego,. y el valor de los hombres en el horno del sufrimiento” eclesiástico. Esto lo digo con la mejor intención y si querer ofender a nadie. Para los q quieran suicidarse el suicidio no es una opción solo es una autocondena no lo hagan verán q todo absolutamente todo se resolverá, Suerte espero q lo q yo les digo salve la vida de alguien. 

      Eliminar
    2. hola lo siento pero estoy en completo desacuerdo contigo, y no pienses que es porque no he sufrido, por mi mente muchas veces ha pasado la idea de suicidio y también el “¿ será que Dios no me oye?” pero luego algo en mí me dice que si me oye yo creo q ese “algo en mí” es dios. (no soy una persona muy religiosa q digamos, y no hablo en nombre d la religión ni de ninguna iglesia) yo podría tirarme de un quinto piso y sé muy bien que dios no me detendría porque esa sería MI DECISIÓN y sé q eso no le gustaría, lo entristecería y si te preguntas “ ¿ por qué no me escuchó?” la respuesta es q te oye siempre y si quieres oírlo solo deja de lado toda soberbia y escucha, el te habla dentro de tu corazón y esto q te digo no me lo ha dicho nadie simplemente yo lo siento así, no me lo ha dicho ninguna iglesia ni religión. Yo no sé si el suicidio sea un pecado o no, posiblemente lo sea, lo que sí sé , es que al decir “ no cometerás suicidio” no te están imponiendo una ley, o una norma esto no es una dictadura, te están dando un consejo, es como si te dijeran “ no cruzarás nadando el océano pacífico” no puedes , ni lo intentes uno no puede suicidarse porque el alma nunca muere y al final sólo te terminas haciendo daño, no es una amenaza sino una advertencia, una prevención, consejo o como quieras llamarlo. Yo en lo personal sí creo , porque tenemos un alma yo misma he sido testigo, si quieres no creas el testimonio de esas personas tienes razón una no puede creer todo lo que le digan pero hay un versículo que dice “Porque el valor del oro se prueba en el fuego,. y el valor de los hombres en el horno del sufrimiento” eclesiástico. Esto lo digo con la mejor intención y si querer ofender a nadie. Para los q quieran suicidarse el suicidio no es una opción solo es una autocondena no lo hagan verán q todo absolutamente todo se resolverá, Suerte espero q lo q yo les digo salve la vida de alguien. 

      Eliminar
    3. hola lo siento pero estoy en completo desacuerdo contigo, y no pienses que es porque no he sufrido, por mi mente muchas veces ha pasado la idea de suicidio y también el “¿ será que Dios no me oye?” pero luego algo en mí me dice que si me oye yo creo q ese “algo en mí” es dios. (no soy una persona muy religiosa q digamos, y no hablo en nombre d la religión ni de ninguna iglesia) yo podría tirarme de un quinto piso y sé muy bien que dios no me detendría porque esa sería MI DECISIÓN y sé q eso no le gustaría, lo entristecería y si te preguntas “ ¿ por qué no me escuchó?” la respuesta es q te oye siempre y si quieres oírlo solo deja de lado toda soberbia y escucha, el te habla dentro de tu corazón y esto q te digo no me lo ha dicho nadie simplemente yo lo siento así, no me lo ha dicho ninguna iglesia ni religión. Yo no sé si el suicidio sea un pecado o no, posiblemente lo sea, lo que sí sé , es que al decir “ no cometerás suicidio” no te están imponiendo una ley, o una norma esto no es una dictadura, te están dando un consejo, es como si te dijeran “ no cruzarás nadando el océano pacífico” no puedes , ni lo intentes uno no puede suicidarse porque el alma nunca muere y al final sólo te terminas haciendo daño, no es una amenaza sino una advertencia, una prevención, consejo o como quieras llamarlo. Yo en lo personal sí creo , porque tenemos un alma yo misma he sido testigo, si quieres no creas el testimonio de esas personas tienes razón una no puede creer todo lo que le digan pero hay un versículo que dice “Porque el valor del oro se prueba en el fuego,. y el valor de los hombres en el horno del sufrimiento” eclesiástico. Esto lo digo con la mejor intención y si querer ofender a nadie. Para los q quieran suicidarse el suicidio no es una opción solo es una autocondena no lo hagan verán q todo absolutamente todo se resolverá, Suerte espero q lo q yo les digo salve la vida de alguien. 

      Eliminar
  2. Y encima no.mostrarán mi.comentario si no les parece???? No.bueno....

    ResponderEliminar
  3. Anónimo, no se quién eres, no había publicado el comentario, porque no había entrado a internet.
    Te contesto un poco a tus preguntas anteriores.
    Dios no es un ser humano, aunque Jesucristo lo sea. Entonces dirá la Sagrada Biblia "Mis pensamientos no son vuestros pensamientos" Es muy difícil, diría yo imposible saber, cuales son los caminos para la salvación de cada persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VICIOS EN LA ORACIÓN

      El padre Sada también nos advierte de errores frecuentes en la vida de oración.

      Acudo a Dios sólo para pedirle que me resuelva problemas y necesidades que me interesan: salud, trabajo, familia, tranquilidad, etc.

      Cuando voy con mis preocupaciones, mi oración termina siendo una reflexión personal acerca de cómo resolverlas. Ya no hablo con Dios sino sólo conmigo.

      Hablo, hablo y hablo, sin escuchar a Dios. Más aún, no sé qué significa escuchar a Dios, ni cómo habla Él.

      Creo que oro bien si los sentimientos son bonitos. Si no, pienso que algo estoy haciendo mal, que no sé orar.

      Mi oración se reduce a fórmulas memorizadas que la mayoría de las veces repito sin atención.

      Cuando rezo hago cosas, pero no entro en contacto personal de corazón con Dios. Mi “oración” es una especie de acto intimista en solitario.

      Trato poco a Cristo Eucaristía.

      Uso muy poco la Biblia en mis meditaciones.

      Concibo la oración sólo como iniciativa humana: soy yo quien tiene la iniciativa de establecer comunicación con Dios y me esfuerzo por alcanzarlo.

      Mi relación con Dios va en paralelo de mi vida ordinaria, es un apartado en la rutina diaria o semanal, como una actividad más junto al resto de mis quehaceres.

      No medito o mi meditación se limita a pensar, a desarrollar reflexiones teológicas.

      Rezo como me enseñaron de niño y allí me quedé.

      Mido y cuento el tiempo que le dedico a Dios. Soy tacaño con Dios, mi tiempo con Él no es tiempo de calidad, con frecuencia le dejo las migajas del día.

      Creo que ya me las sé todas en materia de oración, que no tengo más que aprender. Cuando otros hablan del tema, pienso que yo sé más…

      Evito las oraciones comunitarias.

      Voy a rezar tan distraído que al final sé que entré y salí de la iglesia o capilla sin haber entablado un mínimo contacto personal con Dios.

      Estoy tan acostumbrado y me he resignado ya a cómo es mi oración, que ya no deseo ni suplico a Dios que me conceda una mayor intimidad con Él, ni creo en el fondo que Él me la desee conceder.

      Considero que tengo hilo directo con Dios y descuido sin embargo mi vida sacramental (misa, comunión, confesión) y espiritual (vida interior, virtudes, recurso a medios de perseverancia como la dirección espiritual, etc.)

      Rezo sólo cuando me siento digno de rezar. Cuando me siento indigno, porque he pecado, o me he enojado, o no estoy bien conmigo mismo o con los demás, me excuso diciendo que sería hipócrita si rezara, y dejo de hacerlo.

      Mi objetivo es cumplir con aquello a lo que me comprometí. Muchas veces no sé ni lo que hago, sólo rezo con tal de cumplir (misa dominical, liturgia de las horas, rosario….)

      Eliminar
  4. Tengo una duda y muy seria. Habemos gente que en realidad desea ayuda de Dios y del mundo, y lo que simplemente queremos es estar en paz, si alguien así pide en oración a Dios algo de ayuda o al menos algo de comprensión y no recibe nada, y he visto muchos casos, por qué Dios espera hasta el último momento para ayudarte? Sé que las decisiones que toma Él son muy o casi nulas de entender para un simple y sirvestre ser humano, pero esto se me hace ridículo, si tanto te ama en el preciso momento que decides eliminarte de este mundo el prodría enviar a una sola persona, ni siquiera un ángel, a ayudarte. Además si hubiese una verdad universal para todos estoy convencido de que todas las personas con intentos fallidos de suicido contarían la misma ignegable historia no historias al azar de monstruos sin rostro o algo así, allá mucho mas allá de todo el mundo físico no existen formas ni materia hasta la misma Biblia lo dice, y muy honestamente creo en Dios, en un cielo y en un infierno pero esta historias se me hacen una pendejada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las carmelitas nos dicen cómo debemos orar para tener mejores frutos

      Publicado por Serge
      Recomendaciones en base a siglos de experiencia

      ¿Hay un mejor momento para orar, teniendo en cuenta todas las actividades que cada día tiene, trabajando en mi trabajo y cuidando y estando con mi familia todo el día? ¿Y cómo debo rezar el Rosario para rezarlo bien?



      Traemos dos recomendaciones que son compilaciones de décadas y quizás siglos de experiencia. Una es la dada por las Carmelitas, que enfocan cómo se puede encontrar un tiempo para orar. Y otra es una recopilación de ocho puntos del padre P. Evaristo Sada LC, sobre cómo hacer el Rosario.

      ORAR PARA PEDIR CON CONSTANCIA

      Todos tenemos conciencia de que Dios contesta nuestras oraciones. Las contesta por si, por no, o diciendo más adelante.

      Pero aun así, sus respuestas son inesperadas, suceden de repente, condensando seguramente todos nuestros pedidos, oraciones y necesidades. Piense en las cosas que le han pasado.

      Tarde o temprano nos damos cuenta que alguna cosa por la que habíamos estado en oración durante largo períodos o tal vez años, fue contestada, pero de una manera en que no nos imaginábamos que iba a suceder.

      Y eso sucede porque Dios se mueve de repente.

      ¿Alguna vez ha contemplado las muchas veces que en su vida las cosas importantes (buenas y malas) han llegado de repente?

      Es como si Dios fuera acumulando esfuerzos o nos estuviera preparando para lo que quiere darnos, a veces positivos y a veces negativos. Como si estuviera preparando el terreno.

      Pero también nosotros debemos preparar el terreno para la contestación.

      No sirve hacer un pedido una vez y luego esperar que conteste. Dios quiere que seamos constantes en el pedido, que insistamos, porque de esa forma estaremos demostrando nuestro compromiso por obtener la cosa.

      Pero por otro lado, la constancia en la repetición del pedido nos va haciendo reflexionar sobre lo que pedimos y muchas veces nos damos cuenta en el proceso que quizás eso no sea lo mejor que nos pudiera pasar, que eso es una tentación, o que mejor sería si pidiéramos una variante de lo inicial.

      Ese pedido constante que debemos hacer a Dios no puede ser de otra manera que mediante la oración. Es la oración la que lleva el pedido, la que puede ablandar a Dios, y es además la que nos da paz.

      ¿Usted cree que tiene el mismo efecto inmediato para usted pedir a Dios por sus necesidades en oración que fuera de oración? ¿Usted se siente igual luego del pedido en oración que luego del pedido en una simple frase?

      ¿No le trae más paz y confortamiento la oración?

      Quizás el Padre quiera que seamos insistentes para que oremos más porque él sabe los frutos que la oración produce en nosotros.

      Y para los católicos el Rosario es la oración por excelencia, por eso debemos afinar como lo rezamos de manera especial.

      CONSEJOS PARA LA ORACIÓN DE LAS HERMANAS CARMELITAS

      Tener una línea de la liturgia del día y repetirla durante el día – una nueva línea todos los días. El salmo responsorial y el tema del Evangelio son buenos para su uso.

      Dejar un pensamiento espiritual de un himno o un libro o de la Misa, como música de fondo en su mente durante el día.

      Tome una tarjeta (o imagen) de Cristo y póngala donde Ud. la pueda ver y piense sobre él.

      Haga una comunión espiritual cada hora. Utilice un cronómetro por ejemplo.

      Fije su mirada el interior hacia él en medio de sus ocupaciones.

      Encuentre un “momento de gatillo”, como poner las llaves sobre la mesa, apagar el ordenador, o preparar la ropa para el día siguiente, que pueda servir como un recordatorio para hacer una oración corta.

      En lugar de tomar un café, tome un descanso breve de oración. En la media mañana o a media tarde, levántese y muévase en un espacio diferente y piense en Dios.

      Piense en Dios cada vez que mire el reloj por ejemplo.

      Cante himnos en su corazón durante el día.

      Haga aspiraciones espirituales durante el día.



      Eliminar
    2. OCHO CONSEJOS PARA REZAR MEJOR EL ROSARIO

      Antes de iniciar el Rosario es provechoso guardar unos segundos de silencio para tomar conciencia de lo que vas a hacer y así rezarlo con devoción, no mecánicamente. Adoptar la actitud del hijo que se acerca con mucho cariño a su Madre del cielo y decirle algo así: Aquí me tienes de nuevo, María, quiero estar un rato contigo, mostrarte mi afecto, sentir tu cercanía; quiero que me ayudes a conocer mejor a Tu Hijo, que me enseñes a rezar como Él y a parecerme cada día más a Él.

      Durante unos minutos o durante todo el rezo del Rosario puedes tener delante una imagen de la Santísima Virgen que te recuerde a la que está en el cielo. A partir de la imagen perceptible con los sentidos, trae a la memoria a tu Madre del cielo y ponte espiritualmente en Sus brazos.

      Recuerda que el Rosario consiste en meditar y contemplar los principales episodios de la vida de Cristo para conocerlo, amarlo e imitarlo. Mientras rezas las diez Avemarías de cada misterio como si fueran una melodía de fondo que tranquiliza y serena, centras tu oración en Cristo, su vida, sus enseñanzas. Los misterios del Rosario son como un compendio del mensaje de Cristo. Cada misterio tiene sus gracias especiales, grandes temas en qué meditar, grandes enseñanzas. Meditar en los misterios de la vida de Cristo nos ayuda a crecer en nuestra configuración en Él. No es un simple ejercicio intelectual, sino un encuentro vivo con Cristo, pues por las virtudes teologales podemos entrar en contacto real con Cristo.

      “Contemplar con María el rostro de Cristo” (RVM, 3). Ponte al lado de María y juntamente con Ella recuerda a Cristo. Si rezas así el Rosario, verás que algo sucede en tu alma mientras lo rezas. Experimentas la presencia de María que te dice que Ella está allí, siempre a tu lado, te abraza, te enseña a contemplar a Jesús. Durante el Rosario, María trabaja de manera especial en tu alma, modelándola conforme a la imagen de Jesús. Ella es quien nos conduce de modo más seguro a Cristo y lo hace no sólo con su ejemplo sino con una acción espiritual, profundamente eficaz. Cuando María y el Espíritu Santo trabajan juntos, forman una mancuerna realmente poderosa.

      Rezar el Rosario es rezar desde el corazón de María. “Aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y la profundidad de su amor”. (RVM 1) María es modelo insuperable de contemplación. A partir de la experiencia de María, el Rosario es oración contemplativa; es entrar a la escuela de oración de la Virgen María. Nos enseña mostrándonos a Jesús y permitiéndonos ver cómo ella los vive interiormente.

      Ten siempre presente que el Rosario es un arma poderosa. Rezándolo con esta certeza de fe, obtenemos abundantes gracias a través de las manos de María. La paz del mundo es una intención particularmente querida por María. Otra intención muy especial y que, como dice Juan Pablo II, requiere hoy “urgente atención y oración”, es la familia.

      Es una oración que ayuda a unificar e integrar toda la vida y a ponerla en manos de Jesús y María, pues a lo largo de los misterios del Rosario podemos ir poniendo en sus manos las personas que más llevamos en el corazón, la familia, los amigos, la Iglesia, la nación, la humanidad, la misión, el trabajo, las preocupaciones e intenciones personales.

      El hábito de rezar el Rosario todos los días es un modo de asegurar un contacto diario con la Virgen María, de expresarle todo tu afecto, veneración y gratitud. Es bueno tratar de rezarlo cada día mejor, con más atención, disponiéndote con las actitudes correctas, meditando mejor, poniendo más amor.

      Eliminar
  5. Nunca creí realmente en el suicidio como una solución, pero siendo muy joven pensé que era una salida al sufrimiento. Siempre creí en Dios, sin ser fanático religioso ni nada de eso, pero si siempre tuve un gran respeto y amor hacia Él, lo sentía en mi, sin que nadie me inculcara lo que debía sentir al respecto.

    Hace unos meses murió mi mamá con solo 56 años, después de sufrir mucho a causa de un cáncer de páncreas, y desde ese día mi Fe ha desaparecido, me es didícil creer en otra vida, en que el alma de mi madre está ahí con Dios y es feliz, que nos acompaña todos los días.

    Sumado a esto, mi vida es un desastre, estoy sin trabajo, sin pareja y con algunos problemas de salud, incluído este estado de depresión que me domina.

    Aunque en este momento no puedo, o me cuesta creer en el mas allá, creo que hay algo que me da fuerzas para seguir adelante, no se realmente si atribuírselo a Dios, pero hay alguna fuerza que no permite que me haga daño y hace que siga adelante aunque en este momento, en mi futuro inmediato no hay nada.

    Realmente no se por que llegué a esta página ni por que se me dió por escribir, pero si esto le puede servir a alguien, tal vez esté cumpliendo con el plan de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola me siento igual que tu, puedes comunicarte conmigo esto es muy extraño

      Eliminar
    2. Tambien me siento mal,y sigo de pie,aunque me siento sin alma,devastada

      Eliminar
  6. Gracias por tu aporte hermano anónimo. Realmente la ocasión de la muerte de un familiar muy cercano es un tiempo muy doloroso pero a la vez es un tiempo de grande de Gracia, de replantearse todo y de crecer. Muchos santos tuvieron su encuentro personal con Jesucristo a raíz de la muerte de un familiar. Ánimo pues amigo. Dinos por favor el nombre de pila de tu mamá para que recemos por ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Buscando por la red me encontré con esto,, no sé ni qué creer ni que pensar, lo único que puedo decir es que esa idea tonta del suicidio no me la puedo quitar de la cabeza... Me siento culpable de muchas cosas, fracasado, siento que he defraudado a mi familia, mi abuela está gravemente mal y eso me duele en lo más profundo de mi ser, ella quien me crió, me sacó adelante quien se preocupaba por qué me alimentará bien, quien me preparaba la comida para cuando me fuera a estudiar, por otro lado me duele mi abuelo quien invirtió tiempo, dinero y esfuerzo para que tuviera mi carrera y que hice, olvidarme por completo de ellos, me volví egoísta, ambicioso. Ahora que estoy metido hasta la madre de deudas no dejo de sentirme culpable, me reprochó a mí mismo que pude haberlo evitado, no pensé en la gran necesidad económica por la que están pasando mis grandes amores, ellos quienes trabajaban arduamente por darme lo mejor, y así les pague me siento el peor ser humano del mundo, no logro sentirme en paz, no encuentro estabilidad, en mi mente solo existe la idea del suicidio, dejar de sufrir de esta manera y nose si haciéndolo terminaran mis problemas, ya que me entran grandes confusiones,, hoy renegué con Dios y le dije muchas cosas del por qué no ha echo nada para calmar esta ansiedad y nose si me haya escuchado que lo dudo, por qué me siento peor en este momento, nose cuánto tiempo pueda soportar continuar así... Pero si Dios en realidad existe como ustedes dicen espero que me ayude a encontrar La Paz que tanto anhelo y saber que todo está bien... Pero sobre todo que me de fuerzas para soportar todo lo que se venga..... O de lo contrario me voy despidiendo por completo de este mundo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no sea demasiado tarde pero yo también pase por una situación así y sabes que me ayudo a salir de esos pensamientos de querer suicidarme? ¡El santo rosario! comencé hacer el rosario todos los días y mi amor asía a Dios comenzó a crecer más y más. Me enamore de Dios y eso le dio un cambio total a mi vida.

      Eliminar
  8. Rezaremos por tí, Jorge.

    Por favor, mira este video https://www.youtube.com/watch?v=n6tKsVHgGoY

    Un abrazo. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Hola, una frase que me llamó la atención de todo esto, es que después de la muerte sigues vivo, no es la primera vez que lo escucho... de hecho lo sé, creo totalmente en un mundo espiritual más allá de nosotros, minesperanza mi ideal de morir era descansar, escapar de toda esta miseria, me siento un ser miserable, he perdido la ilusión de aquello que me apasionaba, siento que ya no hay un mañana, no tengo expectativas de minfituro, me siento paralizada inposibilitada para hacer cosas, me duele respirar, me cansa la gente, siento que Dios esta dentro de mi pero esta depresión es un combate interno donde trató de comvemxermw y obligarme a hacer intentos y cada vez siento que fracasó estoy cansada de seguir luchando con esto, creo que llegué aquí por algo y ahora me vuelvo a convencer lo que ya en el pasado sabía yes que el quitarme la vida es estúpido. Sólo quiero que esto termine y que la sonrisa vuelva a ser dueña de mi vida. Llevo 9 años luchando con la depresión clínica, cada recaída es peor a la anterior. No tengo salida, no se que hacer no tengo ya dinero para un psiquiatra, me ayuda el Rosario rezar, pero eso no me ayuda en mintrabajo, sinntrabaji y sin dinero, sin hijos, sin ilusión, minesposo que no sabe como lidiar con todo esto, mi encierro, minsoledad, no tengo a nadie en quien contar... me siento boba escribiendo a no se quien gente desconocida, peronqie ha pasado por esto. Acá no puedes contarle a nadie sin que piensennque estas mensa. Estuve buscando testimonios para saber yndarme vaalor de suicidarme y ahora con ver esto, no se si sea lonquennecesito para que esto termine de una vez

    ResponderEliminar
  10. Hola Glow.

    Si has llegado aquí no es por casualidad. Dios Es y es personal, y te ha creado con todo su amor, con un diseño de amor inmenso para ti. Por eso, Dios te ha hecho llegar a esta página. Nosotros no somos salvadores de nadie. No nos avalan titulaciones, ni masters, ni postgrados de psicología. De hecho, siempre que nos escribe alguien, me parece que me asomo a un precipicio. ¿Qué hay en el corazón de una persona que quiere morir? Pero Dios ha escogido esta pobreza que somos para ayudarte solo con nuestra pobre palabra y nuestra humilde oración, para que quede manifiesto que la ayuda viene de Dios y no viene de nosotros.

    Los psicólogos, sí, están bien. Nosotros los recomendamos siempre, pero cómo bien dices, te ayudan mientras tengas plata para pagarles, y su ciencia, aunque ayuda, no cura de raíz el mal, sino que se limita a tratar los síntomas. No estoy diciendo que si tomas medicación, debas dejar de tomarla. Eso es muy peligroso. Lo que estoy diciendo es que tenemos un creador, un defensor, un médico y una enfermera que nos conocen mejor que todos los psicólogos del mundo, porque nos ha creado, nos ha llevado en su vientre, nos ha sanado, han dado su vida por ti. Me estoy refiriendo a Dios Padre, al Espíritu Santo, a Jesucristo, a la Virgen María.

    Muchas veces, la angustia y el sinsentido proceden de habernos apartado de sus planes. Otras veces, el mal procede del mal que otros nos han causado. No digo que sean estos este tu caso, pero es algo que deberías chequear, pensar en que heridas tienes sin cerrar para pedir al Señor Jesus que te las cure, que te las cicatrice, para que dejen de sangrar.

    Te mando un enlace con un VIA CRUCIS SANADOR que espero te ayude.


    https://drive.google.com/file/d/0B_1FFTnheN0adml4Skp2UVd5eEk/view?usp=drive_web


    Si quieres puedes escribirnos contándonos un poco más de ti a nuestro correo quierosuicidarme@gmail.com y reenviaré tu mensaje a una veintena de monasterios donde cientos de monjitas rezaran por ti y también a un sacerdote que te escribiría por email.

    Ánimo. Un abrazo. Dios en ti, y en ti la Paz.

    JMAV

    ResponderEliminar
  11. JMAV gracias x sus palabras,me siento muy mal,tendra versiculos que me fortalezcan,que me cobijen y devuelvan mis ganas de vivir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad." Filipenses 4:8
      "Y Yahvé va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides." Deuteronomio 31:8


      "Claman los justos, y Yahvé oye,
      Y los libra de todas sus angustias." Salmos 34:17


      "Pacientemente esperé a Yahvé,
      Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.
      Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
      Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos." Salmos 40:1-2


      "Mas tú, Yahvé, eres escudo alrededor de mí;
      Mi gloria, y el que levanta mi cabeza." Salmos 3:3


      "Muchos dolores habrá para el impío;
      Mas al que espera en Yahvé, le rodea la misericordia." Salmos 32:10


      "¿Por qué te abates, oh alma mía,
      Y por qué te turbas dentro de mí?
      Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
      Salvación mía y Dios mío." Salmos 42:11


      " Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." Juan 16:33


      "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios." 2 Corintios 1:3-4


      "Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría." 1 Pedro 4:12-13


      "Por Yahvé son ordenados los pasos del hombre,
      Y él aprueba su camino.
      Cuando el hombre cayere, no quedará postrado,
      Porque Yahvé sostiene su mano." Salmos 37:23-24


      "No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia." Isaias 41:10

      saías 41:10 (Nueva Versión Internacional)
      Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

      Salmos 27:1
      El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré?
      El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme?

      Salmos 97:10
      El Señor ama a los que odian el mal; él protege la vida de sus fieles, y los libra de manos de los impíos.

      Juan 16:33
      Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

      Romanos 8:28
      Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.

      Eliminar
    2. No. 1 - DEUTERONOMIO 31:6

      Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis ni tengáis miedo de ellos, porque Yahvé tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará.

      No. 2 - SALMOS 62: 8

      Confiad en él en todo tiempo, oh pueblo; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.

      No. 3 - SALMOS 94: 18-19

      18 Cuando yo decía: Mi pie resbala,tu misericordia, oh Yahvé, me sustentaba.
      19 En la multitud de mis inquietudes dentro de mí,tus consolaciones alegran mi alma.

      No. 4 - SALMOS 28: 7

      Yahvé es mi fortaleza y mi escudo; en él confía mi corazón, y me ayuda, por lo que se regocija mi corazón, y con mi cántico le alabaré.

      No. 5 - SALMOS 118: 6

      Yahvé está conmigo; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

      No. 6 - PROVERBIOS 3: 5-8

      5 Confía en Yahvé con todo tu corazón,y no te apoyes en tu propia prudencia.
      6 Reconócelo en todos tus caminos,y él enderezará tus veredas.
      7 No seas sabio en tu propia opinión;teme a Yahvé y apártate del mal,
      8 porque será salud para tu ombligo y médula para tus huesos.

      No. 7 - ISAÍAS 41: 10

      No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te fortalezco; siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

      No. 8 - MATEO 6:34

      Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta al día su propio mal.

      No. 9 - MATEO 11: 28-30

      28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
      29 Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas.
      30 Porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.

      No. 10 - JUAN 16:33

      Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción. Pero confiad; yo he vencido al mundo.

      No. 11 - ROMANOS 8:18

      Porque considero que los sufrimientos de este tiempo no son dignos de ser comparados con la gloria venidera que en nosotros ha de ser manifestada.

      No. 12 - FILIPENSES 4: 6-7

      6 Por nada estéis afanosos; sino sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
      7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

      No. 13 - 1 PEDRO 5: 6-7

      6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo,
      7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

      Eliminar
  12. Curarse viviendo el Via Crucis

    https://drive.google.com/file/d/0B_1FFTnheN0adml4Skp2UVd5eEk/view?usp=drive_web

    ResponderEliminar
  13. Queridos amigos,Dios nos oye a todos. Quizás se pregunten por que no nos da una respuesta o una salida.
    Les diré algo; todos podemos oír la voz de Dios. El nos habla desde nuestro interior y también nos ayuda a entenderlo mejor por medio de sela les.
    Así que cuando clamemos a el por ayuda lo que debesos hacer es dar un paseo (en una plaza, en la esquina o donde sea) estar tranquilos, hacer silencio y meditar,pensar en las posibles soluciones y luego reflexionar "es lo que me esta pasando la verdadera voluntad de Dios?" "Es la solución la verdadera voluntad de Dios?" Una vez que hayamos encontrado el silencio y la paz en el interiordenador, encontraremos la respuesta a nuestrosu problemas y esa es la voz de Dios. La respuesta que surge de la paz interior es la voz de Dios y es su voluntad. Ya con el tiempo Dios nos demostrará por medio de señales que hemos tomado la decisión correcta. El suicidio no es lo correcto. Porque la vida es un regalo que Dios nos hizo y nosotros no somos nadie para decidir sobre ella. No tenemos poder para decidir la muerte.
    Si ya no puedes conda tus problemas y no ves la salida, clama a DiOs y busca la paz interior. Dios se encuentra en la paz. quizás la solución a nuestros problemas sea algo muy difícil de sobrellevar o incluso parece imposible. Pero debesos aceptarlo como parte del plan de Dios para el perdón y la purificación de nuestras almas. No se desanimen.
    YO estoy afrontando graves problemas y también llegue a pensar en suicidarme. Pero luego de buscar la paz en mi interior Dios me reveló todo esto.
    Fuerza queridos amigos. Todos vinimos a este mundo por algo.

    ResponderEliminar
  14. Tengo una gran duda. Si Dios aparece en esos momentos, dónde estuvo cuando violaron, empañaron y torturaron hasta la muerte a esa chica de Argentina, y los miles de casos en donde torturan a las personas? Esos casos son hechos concretos, no testimonios. Otra pregunta, cómo es posible que un corazón que dejó de funcionar, pulmones, cerebro, etc. Vuelvan a la vida? En serio es posible eso?. Otra duda y que siempre me ha enojado, como puede existir un Dios que permite esto, que permite que personas se suiciden porque no pueden más con el dolor, cómo!? De verdad, cómo?!. Cómo puede permitir que sus hijos vayan al infierno por la eternidad? Miles de personas se suicidan, incluso personas que no hicieron ningún daño, se lo merecían según ustedes? Cómo es posible que lo permita? Eso es amor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre esto es muy revelador el testimonio de María Simma, una vidente católica austriaca a la que se le aparecían las ánimas del purgatorio para que rezara por ellas. En una entrevista que le hicieron contaba lo siguiente.


      - ¿Qué pasa con las personas que se suicidan?. ¿alguna vez te visitó una de esas almas?

      - Las almas que vienen a mí son sólo almas del Purgatorio. Por lo tanto, hasta hoy, nunca encontré el caso de un suicida que se haya perdido; eso no significa que no las haya. Pero algunas almas me dicen que con frecuencia son más culpables aquellos que han estado alrededor de ellas difundiendo calumnias.



      A este punto pregunté a María si las almas se arrepienten de haberse suicidado, y María me respondió que sí, pero me dijo que, con frecuencia, el suicida es una persona enferma. Con todo, las almas se arrepienten porque, apenas ven las cosas a la luz de Dios, comprenden, en un solo instante, todas las gracias que les estarían reservadas a ellas durante el tiempo que aún les quedaba por vivir, y ven todo el tiempo restante (meses o años), y todas las almas que hubiesen podido ayudar ofreciendo el resto de su vida a Dios; y lo que a ellas les causa mayor dolor por su pasado es ver el bien que hubiesen podido hacer y que, en cambio, no hicieron porque abreviaron su vida. Pero, si la causa del suicidio fue una enfermedad, el Señor, sin duda, no lo tiene en cuenta.



      A tu otra pregunta ¿dónde estaba Dios cuando violaron a esa chica argentina? ¿Dónde cuando estallaron la bomba en la Iglesia en Egipto y murieron 50 cristianos? Escucha por favor este audio del Padre argentino Carlos Spahn. Escúchalo entero y ahí sabrás donde estaba Dios entonces



      https://www.youtube.com/watch?v=emmW4YRRUIY







      La Paz.

      Eliminar
  15. He podido leer todos sus comentarios, sigo muy confundida, tengo dolor y a la vez ninguna gana de seguir viva. Siento que soy una carga para muchos y que no tengo salida o esperanza de cumplir mis sueños. Me siento cobarde por no poder afrontar mis problemas sabiendo que personas tienes peores problemas que los míos. Creo que no merezco seguir viviendo, ¿para qué?, estoy casada y tengo un perro y dos gatas, quiero dejar instrucciones para que mis bebés no sufran quedándose sin casa. Me arrepiento incluso de pensar como pienso. Tengo miedo de qué me va a pasar después de morir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que pedir ayuda. Necesitas ayuda medica y psicologica. Nosotros rezaremos por ti. Dinos cual es tu nombre. Que Dios te bendiga y te de su Paz

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, este es un espacio de escucha y oración.