miércoles, 25 de febrero de 2015

Sangre azteca, luchador profesional, pensaba mucho en el suicidio, pero encontró a Dios


 En su niñez con la separación de sus padres Sangre Azteca, el nombre con el que triunfó como luchador, se va a vivir con su abuelos quienes lo enseñaron a trabajar y de ellos tuvo sus primeras enseñanzas de Dios. 10 años de luchador profesional con inicios difíciles muchas veces luchando sin recibir ningún pago.
Sangre Azteca fue un joven inseguro pero siempre tuvo fe en que saldría adelante a pesar de todo lo que tuvo que dejar para lograrlo. Pensaba mucho en el suicidio, buscaba respuestas de todo lo que le sucedía, buscó a Dios en esas dudas y lo encontró.
Haberse encontrado con el Señor le ha dado una paz que no puede explicar y que sabe que solo Dios da.

http://www.mariavision.com/

http://www.caminocatolico.org

lunes, 23 de febrero de 2015

El barro humilde



Porque hoy, Señor, te hablo de esos muertos.
De los muertos más muertos, más hundidos;
de los muertos del todo.
Pasaron muchos, pero muchos quedan
en carne viva –suya– demorados.
Tú hiciste del aljibe de su pecho
polvo y basura, pero ya su sangre,
en generoso trance transfundida
hacia canales nuevos, permanece.
Otros, amordazada ya su boca
con lodo espeso, gritan, gritan, gritan…
y todos los oímos. Tú los oyes.
Tú sabes que no están del todo muertos.
Y aquellos que apretaban en su mano
una semilla rubia, un bulbo henchido,
hoy se nos yerguen en presencia plena
de espigas o de nardos. No murieron.
Y los que caminaban, encendidos
los ojos en la almena de la frente,
borrachos de una estrella, tan ajenos
al suelo que les dabas por apoyo,
¡qué huellas hondas de contorno puro
fueron dejando y cómo se llenaron
de agua y de cielo cuando tú lloviste!
Sólo por eso, sólo, bien lo sabes,
ésos no morirán eternamente.
Otros murieron. Otros: infinitos
como los granos de menuda arena
que el viento sopla, escupe y amontona.
Arena inútil, inconexa, estéril,
que pierde el agua y ni concibe sueños
ni se levanta en torres
ni tolera caminos
ni grávidas semillas amamanta.
Tú los hiciste un día y así fueron.
Traídos y llevados,
giraron en absurdo remolino
entre el cielo y la tierra.
Jamás llegaron a tocar las nubes
sus cortos brazos, ni sus pies cobardes
pesaron en el suelo.
Vivieron (¿se enteraron?). Eran dulces
y mansos. Y también eran amargos
y fieros. Porque sí. Porque lo eran.
Sus miembros se encresparon muchas veces
en lujurias sin fruto. Y otras tantas
ciñeron con un hielo de abstinencia
sus castigados lomos.
Nada brotó en su tronco. Fue su llanto
de lágrimas redondas que corrieron
sin trabajar sus almas. Fue su risa
espuma derramada.
Eran así. Murieron. ¿Lo sabían
en el preciso instante…? Y hoy, ¿lo saben?
¿Lo saben que están muertos, muertos, muertos;
borrados, aventados, desnacidos…?
¿Saben que ya no son, que no serán,
que no han sido jamás entre los hombres?

Señor, de ellos te hablo. Tú, ¿los cuentas?
Yo, ni podría imaginar su nombre,
ni perfilar la curva de sus labios,
ni sospechar, mirando tu arco iris,
el color de sus ojos.
Conozco que estuvieron. Que ahora esconden
en cualquier parte su menguada ruina.
Sobre sus tristes miembros disgregados
la tierra, eterna parturienta, brota
vida infinita en tallos quebradizos.
Pero ellos, mudos, torpes, ni en la hierba
escribirán sus formas y colores.
Ni sombra serán nunca; ni recuerdo.
De ellos hablo, Señor. Tú, sin olvido,
Tú, centro de Ti mismo y tu horizonte,
Tú, ¿los tendrás los muertos olvidados?
Quizás los quieres más por más pequeños.
Su barro humilde, deleznable, sucio,
acaso moldearás con tus pulgares
en finos vasos de preciosa forma.
El muro de tu mano levantada
acaso abrigará piadosamente
esa llamita débil de tu espíritu.
Acaso de tu alieno huracanado
un hilo compasivo se adelgace
para tañer la flauta de sus huesos.



Ángela Figuera

jueves, 19 de febrero de 2015

La Irritación l SUICIDIO 1.2 l Dr Rafael Vasquez



La irritabilidad es un factor importante para llevar al suicidio, el médico Rafael nos argumenta este y otros factores más que nos da a conocer.

martes, 17 de febrero de 2015

Un video de Cassie Carnage que ha salvado vidas


No se sabe quién tuvo la funesta idea, pero se ha convertido en una mortífera moda entre adolescentes de países anglosajones, especialmente en Estados Unidos y Canadá. Una joven –la idea ha cundido más entre las chicas- se planta ante una cámara, generalmente en su habitación, portando un taco de tarjetones en su mano.

Motivos para el suicidio

En ellas ha escrito, con caligrafía grande, los motivos por los que ha decidido suicidarse, y va mostrando a la cámara, lentamente y sin decir una palabra, cada una de las tarjetas. Abusos sexuales, bullying en el colegio, la muerte de algún ser querido, un asfixiante complejo de inferioridad, no encontrar sentido a la vida, una terrible soledad… Los tarjetones se van sucediendo ante la cámara con un ritmo pausado y macabro. Cuando llega a la última, la joven se acerca a la cámara y oprime el botón de apagado. Después cuelga el vídeo en Youtube. Unas horas más tarde, su cuerpo yace exangüe sobre el suelo de la habitación.

Una historia terrible

El último caso ocurrió hace menos de un mes, cuando la canadiense Amanda Todd, de apenas 15 años de edad, decidió poner fin a su corta y atormentada vida.

Amanda, una niña alegre y sin complejos, había cometido un terrible error: se mostró desnuda ante un desconocido al que había contactado por internet.

Durante dos años, este sujeto -un adulto que se hacía pasar por adolescente- la amenazó con publicar sus fotos si no cedía a sus chantajes. De nada valió que la chica se plegara a sus exigencias: un día, sus fotos aparecieron colgadas en la red. Esto, unido a las burlas y humillaciones a las que la sometieron sus compañeros, fue demasiado para su psicología. Tras seguir el ritual de colgar el vídeo en el que explicaba, vía tarjetones, los motivos que la habían conducido al suicidio, se quitó la vida.

“Tengo un pasado y tengo mis secretos”

Pero, quizás, nadie mejor para entender a un adolescente que otro adolescente. Por eso ha causado furor en las redes sociales el vídeo grabado por una joven de 15 años.

“¡Hola! Me llamo Cassie”, saluda sonriente a la cámara mostrando sus tarjetas. Su “look” es informal y “grunge”, con dos piercings asomando por el labio inferior y un marcado contorno de ojos negro. “Tengo un pasado y tengo mis secretos”, añade.

Después muestra otro tarjetón con un nombre y una fecha: “Sara Ranae. 1973-2005”. “Era mi madre”, se lee a continuación, mientras su semblante se nubla y entristece. “Yo tenía 9 años. Ella se quitó la vida”, explica. Tras mostrar a la cámara la foto de ellas dos, una lágrima comienza a rodar por las mejillas de Cassie.

Eres importante... Dios te ama

“El 24 de octubre de 2010, sobre las 2:45 de la madrugada, yo estaba tendida sobre el cemento. Me había tratado de cortar las venas”, se lee en las siguientes tarjetas que muestra a cámara.

“Fea, inútil, irrelevante. No tenía razón para vivir”, prosigue. “Pero, escúchame. Ahora sé que estoy aquí por algo. Y tú también. Eres importante. Eres precioso. ¡Eres amado! Y Dios te ama”, afirma con convicción Cassie, que continúa enseñando las tarjetas a la cámara.

“He sido anoréxica. He tenido depresión. He estado al borde de la muerte… Como mi madre. Hago esto por ti, mamá. Te quiero. Te querré siempre. Tengo un pasado y tengo mis secretos. ¡Ahora también tengo un futuro!”, concluye.

Más de un millón y medio de visitas

El vídeo lleva más de 1,5 millones de visitas y alrededor de 22.000 comentarios. “Quédate en el mundo; has ayudado a mucha gente, entre ellos a mí”, escribe una joven.

“Cada vez que me siento mal o deprimida veo este vídeo y hace que me encuentre mucho mejor”, confiesa otro internauta.

"Me puse un cuchillo en el pecho y... vi el vídeo"

“No dejes de creer en el amor de Dios que has encontrado, ni dejes de ser tú misma. Hay tanta gente que necesita testimonios como el tuyo… ¡No estás sola! Dios te bendiga”, le pide otra chica a Cassie. Pero uno de los comentarios más impactantes quizás sea el de una niña de 10 años: “Estoy sola y no me siento querida. Me puse un cuchillo en el pecho, pero vi este video. Me has salvado, y sé que te importo, Cassie”.



domingo, 15 de febrero de 2015

Teresa Mª Pérez pensaba en el suicidio pero el testimonio de un joven la llevó a Cristo



Hizo la primera comunión solamente por tradición, pero no llegó a confirmarse. Aunque tenía buenos valores, la fe no significaba mucho para ella... A los 16 años se sentía vacía. Un día le hablaron de una "confirmación exprés", con la cual uno se podía confirmar en tan solo 9 meses de preparación. Pensó que esa era su oportunidad. Y este resultó ser el principio de un encuentro profundo con la verdad, con Jesús en la Eucaristía y con la llamada a la vida consagrada.


http://www.eukmamie.org

http://www.caminocatolico.org

viernes, 13 de febrero de 2015

Salmo por el hombre de hoy


Salva al hombre, Señor, en esta hora
horrorosa, de trágico destino;
no sabe adónde va, de dónde vino
tanto dolor, que en sauce roto llora.

Ponlo de pie, Señor, clava tu aurora
en su costado, y sepa que es divino
despojo, polvo errante en el camino;
mas que tu luz lo inmortaliza y dora.

Mira, Señor, que tanto llanto, arriba,
en pleamar, oleando a la deriva,
amenaza cubrirnos con la Nada.

¡Ponnos, Señor, encima de la muerte!
¡Agiganta, sostén nuestra mirada
para que aprenda, desde ahora, a verte!

Blas de Otero

lunes, 9 de febrero de 2015

Pidiendo Ayuda l SUICIDIO 1.1 l Dr Rafael Vasquez



El doctor Rafael Vasquez nos introduce al tema argumentando que el intento de suicidio es un acto que por encima de todo pide una ayuda.

jueves, 5 de febrero de 2015

Testimonio de una superviviente del suicidio


Cecilia Borràs, presidenta de Després del Suïcidi-Associació de Supervivents.


 "El que se suicida no ve otra salida, no tiene elección"

Tengo 46 años. Soy doctora en Psicología. Estoy casada y tengo un hijo en el cielo, Miquel. Simpatizo con la izquierda. Creo en la energía de las personas. No hay dolor mayor que vivir el suicidio de un hijo. El suicidio es la primera causa de muerte entre jóvenes en Barcelona

 

Cómo era Miquel, su hijo?
Sociable, con buenos amigos, no se drogaba...

¿Qué edad tenía?
Tenía 19 años. Estudiaba diseño, tenía novia estable...

¿Cómo fue su último día?
Él y su novia dormían en casa, en la habitación de al lado. A las ocho de la mañana me asomé, les dije que me iba a trabajar...

¿Estaba todo bien?
¡Sí! Pero a media mañana mi hijo me envió un SMS: "T'estimo molt, a tu i al papa, ho sento pel que faré".

¿Qué hizo?
Corrí hacia la estación de metro de Arc de Triomf, justo al lado de casa, porque desde allí estaba llamándome mi marido...

¿Y quién avisó a su marido?
La novia de Miquel, preocupada: habían discutido, se habían separado en el metro, y ella le llamaba al móvil y él no descolgaba...

Su hijo se había arrojado a las vías.
...

¿La discusión provocó el suicidio?
He aprendido algo importante: el que se suicida, lo hace porque no puede elegir.

¿Ah, no?
¡No hay libertad en el suicidio! Es una situación de sufrimiento extremo: esa persona no ve otra salida, no puede hacer otra cosa.

Pero habrá un detonante...
Mire, ese supuesto detonante no conduce en todos los casos a un suicidio, así que...

Pero, como padres, habrán buscado alguna explicación, eso es inevitable...
Sí, eso es lo típico: "¿Por qué? ¿Por qué?", te preguntas ¡durante meses y meses! Y revisas cada detalle vivido juntos, y te preguntas qué has hecho mal, te sientes culpable...

¿Cuánto tiempo ha pasado ya?
Tres años y nueve meses.

¿Y han encontrado alguna respuesta?
Sí: no hay tal respuesta. No hay explicación.

¿Cuándo han dejado de preguntarse?
Cuando aprendimos a amar a Miquel entero, todo él desde que nació hasta que murió.

¿Final incluido?
Sí. Y puedo añadir otra conclusión: ¡no existe un dolor superior al suicidio de un hijo!

¿Y cómo está usted ahora?
Soy su madre, ¡y siento necesidad de que Miquel esté bien...! Ya le hablaba teniéndole en el vientre..., ¡y hoy sigo hablándole! E intento ayudar a supervivientes de suicidios.

¿Supervivientes?
El pariente que se queda aquí es también víctima de ese suicidio: padeces un shock postraumático, sobrevives con eso.

¿Qué le conviene a un superviviente?
Llorar. Sufrir: ¡no hay atajos! No doparse, no enmascarar ese dolor. No obligarse a comer si no apetece. Y acompáñale, tócale, dale calor. No cuchicheéis cerca de él: ¡lo oyes todo! Que el funeral sea una despedida completa. Y, sobre todo, no decirle tonterías.

¿Qué tonterías?
Frases hechas: "el tiempo todo lo cura", "no somos nada"... No consuelan: ¡hieren!

¿Cómo fue el funeral de Miquel?
Hermoso: sus amigos grafiteros pintaron la caja de pino. Sonó su música, vimos sus fotos... La familia colaboró, fue una buena despedida: eso sí te ayuda.

¿Por qué no se habla del suicidio?
Aún se concibe como un desaire al Creador. ¡Pero es la primera causa de muerte no natural! Oficialmente, se suicidan unas 3.500 personas al año entre los 35 y los 45 años, pero seguramente son el doble, o más...

Eso son muchas personas...
En Barcelona, ¡el suicidio es la primera causa de muerte entre los jóvenes!

¿Hay forma de prevenirlo, de evitarlo?
Difícil: en la mitad de los casos, la decisión se toma en la hora previa al suicidio.

Algo podrá hacerse.
Sólo estar atentos a cambios repentinos de conducta, a la tristeza, a comentarios como "acabaría con todo", "me mataría"...

¿Y cómo reaccionar ante esa actitud?
Invitándole a hablar y ganar tiempo. ¡Siempre ganar tiempo! Los bomberos saben qué hacer cuando asisten a una tentativa...

¿Qué hacen?
Le llaman por su nombre, para ayudar a aflorar su "yo" profundo. Porque los que no logran suicidarse, coinciden: "¡no era yo!"

Tras una tentativa de suicidio, ¿se escarmienta o se reincide?
Hay un 30% de reincidencias.

¿El suicida suele dejar mensajes?
Sólo en un 10% de los casos. Pero permítame una corrección: si alguien muere de cáncer no le llamamos "canceroso", por lo que no veo bien llamar "suicida" a un muerto por suicidio. ¡Qué injusto es adjetivar una vida entera con una sola palabra: "suicida"!

Entendido. Esta entrevista, ¿cree que podría incitar a alguien al suicidio?
Eso no está demostrado: siempre ha habido, hay y habrá suicidios. ¡Hablemos! Eso sí, evitemos aludir a los detalles morbosos.

¿Qué método es el más frecuente?
En las mujeres, la intoxicación por pastillas. En los hombres, arrojarse al vacío, al tren...

¿Haría algo diferente, si pudiese?
Escuchar a Miquel ¡con todo mi ser! cada vez que me hablaba de sus cosas.

¿Ha culpado a la novia?
No. Ella es víctima. Quiero verla muy feliz.

martes, 3 de febrero de 2015

Vino a la vida


Vino a la vida para que la muerte
dejara de vivir en nuestra vida,
y para que lo que antes era vida
fuera más muerte que la misma muerte.

Vino a la vida para que la Vida
pudiera darnos vida con su muerte,
y que para que lo que antes era muerte
fuera más vida que la misma vida.

Desde entonces la vida es tanta vida
y la muerte de ayer tan poca muerte,
que si a la vida le faltara vida

y a nuestra muerte le sobrara muerte,
con esta vida nos daría vida
para dar muerte al resto de la muerte


Francisco Luis Bernárdez