jueves, 29 de enero de 2015

El suicidio en el trastorno bipolar



El trastorno bipolar es una enfermedad discapacitante, asociada a elevada comorbilidad médica y psiquiátrica, además de a mortalidad precoz. Puede tener consecuencias devastadoras para el funcionamiento social, ocupacional y la calidad de vida de los individuos incluso después del primer episodio, siendo la sexta causa médica más importante de discapacidad en el mundo.

Una parte importante del impacto de este trastorno está relacionado con el suicidio, que es entre 20 y 30 veces más alto que en la población general. Se estima que entre el 15 y el 20% de los pacientes con trastorno bipolar mueren por este motivo. Más aún, el suicidio suele ocurrir durante los primeros años de enfermedad, siendo una de las causas más frecuentes de muerte en jóvenes con trastorno bipolar.

A pesar de que se han identificado múltiples factores de riesgo asociados al suicidio, existe una variabilidad amplia entre los estudios. Esto se debe en parte a que se trata de un tema complejo que presenta limitaciones de carácter metodológico y ético para su estudio. Los datos disponibles en la actualidad sugieren que los factores de riesgo genéticos ocupan un lugar destacado. Otros antecedentes que destacan son: tener un episodio depresivo o mixto, tener historia de depresión severa, síntomas atípicos o ciclación rápida, haber presentado intentos suicidas previos, presentar sentimientos de desesperanza o hostilidad, padecer algún trastorno de ansiedad comórbido, el abuso de sustancias, ser caucásico, soltero, tener antecedentes de abuso sexual, trastornos de personalidad y comorbilidad médica, incluyendo la obesidad y el síndrome metabólico. Predecir el suicidio en el caso individual es difícil, porque los factores de riesgo individuales corresponden a una pequeña proporción de la varianza del riesgo y son poco específicos, por lo que hay un número elevado de falsos positivos. Es un área que requiere más estudio, y en particular en lo que se refiere a la diferencia entre pacientes con trastorno bipolar tipo I y II.

Fuente: http://www.psiquiatria.com/trastorno_bipolar/el-suicidio-en-el-trastorno-bipolar/

domingo, 25 de enero de 2015

Testimonio sanación de su hijo de 21 años con ansias de suicidio y grosero


Martha Ruiz Peñalosa. Por intercesión de la virgen de la esperanza y las oraciones del padre Alvaro Puerta. Su hijo era rebelde rompía los platos no tenia motivos para vivir y ella misma recibe sanación de la columna vertebra

viernes, 23 de enero de 2015

LA SAMARITANA



Allí, junto a aquel pozo,
convidaste, Señor, a mi alma herida
con las aguas eternas, que, gustadas,
encienden más la sed del agua viva.
Ella, la pecadora,
del mal de tus ausencias padecía,
y en un instante descubrió los hondos,
los claros manantiales de la dicha.


Félix García

lunes, 19 de enero de 2015

Cuáles son las depresiones con más propensión al suicidio


El suicidio del afamado actor estadounidense Robin Williams, quien durante mucho tiempo estuvo batallando con la depresión y la adicción al alcohol y las drogas, ha puesto nuevamente en el foco la alta incidencia de las enfermedades mentales en el mundo.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que más de 350 millones de personas sufren de depresión en el mundo y que cada año se registra un millón de suicidios.

“Hay distintos tipos de depresión: leve, moderada y severa”, le dijo a BBC Mundo el psiquiatra Roger Montenegro, miembro del consejo de dirección de la Fundación Mundial para la Salud Mental (WFMH, por sus siglas en inglés).

“La moderada y la severa, que solía ser llamada clásicamente como melancolía, son las medicadas. A su vez hay depresión severa con o sin síntomas psicóticos”, agregó.

Montenegro, quien también preside la Fundación Contener Argentina (para la defensa de los derechos de las personas que sufren trastornos mentales), indicó que la depresión también suele ir acompañada de otros males. ”Hay una frecuente comorbilidad (presencia de uno o más trastornos), una coexistencia vinculada a otras enfermedades físicas o mentales”.

Igualmente es usual la relación entre el abuso de sustancias y las enfermedades mentales. “El alcohol y las drogas hacen más vivible la enfermedad, pero no sacan al enfermo de la depresión, sino que terminan acentuando la sensación de culpa o de no tener futuro”.

“Lo mismo ocurre con pacientes de esquizofrenia que pretenden aliviar sus síntomas con el consumo de sustancias”.

En el caso de Williams, se ha hablado también del llamado “síndrome del payaso triste” asociado con comediantes con trastornos mentales que los esconden con “una formación reactiva, un mecanismo de defensa con esa falsa euforia que es saludable para el público, pero que no resuelve su conflicto”.

Prevención de suicidios

Ya en sus formas más profundas la depresión puede ir unida a otros síntomas que pueden desencandenar en intentos de quitarse la vida.

En ese sentido, los expertos indican que el suicidio raramente es provocado por un solo factor y que situaciones como problemas económicos o de malas relaciones personales contribuyen a incrementar el sentimiento de desesperanza.

“La incidencia de suicidios es mayor cuando la depresión no es tratada”, subrayó Montenegro apuntando que la persona suele dejar pistas y, en el 70% de los casos, informa algunos días antes sus intenciones.

Mientras tanto, el estigma y la discriminación siguen siendo muy comúnes cuando se habla de la depresión y otros trastornos mentales.

Y mitos como asumir que la persona enferma tiene una “debilidad personal” aún persisten. Sin embargo, Montenegro comentó que, en general, “ahora se recurre más a pedir ayuda”. ”Antes se tendía más a somatizar los trastornos mentales”, apuntó señalando que en el tratamiento debe “prevalecer la concepción humanística, ponerse en el pellejo del paciente que padece la enfermedad”.

Fuente: http://www.psiquiatria.com/depresion/cuales-son-las-depresiones-con-mas-propension-al-suicidio/

martes, 13 de enero de 2015

ORACIÓN PARA QUE NO SE MUERA UN PAJARO


Señor, ¿por qué un pájaro de cerca puede ser un monstruo?
Lo tengo en mis manos, y tiemblo de miedo.
Es como si fuese mi propio corazón.

Tiemblo, porque puedo matar
esta flor caliente y viva,
hacer que por su boca salgan
todas las mañanitas límpidas.

¿Por qué un pájaro es cosa siempre nueva para nosotros?
Señor, ¿por qué en nuestras manos palpita el crimen?

Luis Pimentel

viernes, 9 de enero de 2015

La neurobiología del suicidio


El modelo de diátesis- estrés postula que el suicidio es el resultado de una interacción entre los factores de estrés dependientes del estado (ambientales) y una diátesis como rasgo o susceptibilidad a la conducta suicida, independiente de los trastornos psiquiátricos.

Los hallazgos de los estudios post-mortem del cerebro y de los estudios de neuroimagen genómicos y en vivo indican una base biológica para esta diátesis, lo que indica la importancia de la detección y las intervenciones neurobiológicas, además de las intervenciones cognitivas y del estado de ánimo, en la prevención del suicidio. La adversidad de vida temprana y los mecanismos epigenéticos podrían explicar parte de la relación entre el riesgo de suicidio y los circuitos cerebrales y las anomalías neuroquímicas.

Los resultados de una serie de estudios que utilizan diversos diseños y post-mortem y de técnicas in vivo muestran deficiencias del sistema neurotransmisor de la serotonina y el sistema de respuesta al estrés del eje hipotálamo hipotalámico-pituitario-adrenal en la diátesis para la conducta suicida. Estas alteraciones se manifiestan como deterioro del control cognitivo del estado de ánimo, pesimismo, rasgos agresivos reactivos, la resolución de problemas deteriorado, el exceso de reactividad a las señales negativas sociales, dolor emocional excesivo y la ideación suicida, lo que lleva a una conducta suicida.

Los biomarcadores relacionados con la diátesis podrían ayudar a informar a los procedimientos de evaluación de riesgos y la elección del tratamiento en la prevención del suicidio.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:

http://www.thelancet.com/home

Fuente: http://www.psiquiatria.com/psiq_general_y_otras_areas/la-neurobiologia-del-suicidio/

lunes, 5 de enero de 2015

Testimonio de pentapléjica católica evitó cuatro suicidios


Mari Carmen Domínguez, madre de Olga Bejano, la pentapléjica más famosa de España fallecida en diciembre de 2008, afirmó que gracias a los libros que con esfuerzo escribió su hija, cuatro personas desistieron de suicidarse.

"Sólo por esas personas valió la pena que Olga escribiera los libros", expresó la madre en el marco de la presentación del cuarto libro de Olga, "Alas Rotas", publicado en Madrid.

Olga Bejano no podía ver, hablar, moverse ni respirar sin asistencia. Necesitaba ayuda para todo. Sin embargo, con mucha paciencia pudo escribir cuatro libros a base de leves garabatos que interpretaba su enfermera.

Mari Carmen recordó que tras escribir "Voz de Papel" y "Alma de color salmón", empezaron "a llegar decenas de cartas al principio, cientos pasados unos meses, y miles con los años (…) entre esas cartas habían por lo menos cuatro que contenían una experiencia vital estremecedora: habían pensado en quitarse la vida y tras leer los libros de Olga manifestaban que habían cogido gusto por la existencia".

Por ello, la madre aseguró que la misión de Olga ha sido "acercar a la gente a Dios". "No tengo dudas de que Dios la eligió para esa misión y los frutos que dio son innumerables", expresó.

Más información sobre el cuarto libro, "Alas Rotas", en www.libroslibres.com

Fuente: http://www.aciprensa.com/noticias/testimonio-de-pentaplejica-catolica-evito-cuatro-suicidios/#.U-142EFKCNA

sábado, 3 de enero de 2015

La soledad


La soledad, la noche en que vivía
el hondo desamparo y desconsuelo,
la triste esclavitud que me perdía
son ahora presencia, luz sin velo,
son amor, son verdad, son alegría,
son libertad en Ti, Señor, ¡son cielo!

Bartolomé Llorens