sábado, 20 de marzo de 2010

Compromiso con Cristo





Padre celestial, yo soy tu hijo, redimido por la preciosa sangre de Jesús. Tú me diste vida y ahora yo te doy mi vida. El deseo de mi corazón es el de glorificar tu nombre. Yo soy un Embajador de Cristo y un ministro de la reconciliación. Yo te amaré, obedeceré y serviré todos los días de mi vida en Tú fuerza Amén.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Bendición irlandesa. Fiesta de San Patricio de Irlanda


Que los caminos se abran a tu encuentro,

que el sol brille sobre tu rostro,

que la lluvia caiga suave sobre tus campos,

que el viento sople siempre a tu espalda.


Que guardes en tu corazón con gratitud

el recuerdo precioso de las cosas buenas de la vida.

Que todo don de Dios crezca en ti

y te ayude a llevar la alegría

a los corazones de cuantos amas.


Que tus ojos reflejen un brillo de amistad,

gracioso y generoso como el sol,

que sale entre las nubes

y calienta el mar tranquilo.


Que la fuerza de Dios te mantenga firme,

que los ojos de Dios te miren,

que los oídos de Dios te oigan,

que la Palabra de Dios te hable,

que la mano de Dios te proteja,

y que, hasta que volvamos a encontrarnos,

otro te tenga, y nos tenga a todos,

en la palma de su mano.

domingo, 14 de marzo de 2010

Como un piloto en la tormenta



Quiero recordarte que Dios es nuestro Padre y te ama infinitamente. Hay momentos en que nos ofuscamos y no lo vemos. Parece que no vale la pena vivir. Hay momentos que nos ocurre como a un piloto que no ve el aeropuerto. Pero la pista sigue en el mismo lugar.

No atentes contra tu vida porque eres infinitamente amado y precioso. Si has sufrido una crisis, mira a Jesús en la cruz. El también sintió el abandono y el rechazo. Confía en EL y volverás a tener paz. La tempestad se calmará y volverá a salir el sol en tu vida.

http://www.corazones.org/diccionario/suicidio.htm