miércoles, 25 de junio de 2008

OBSESION DIABOLICA




Señor, Dios todopoderoso, misericordioso y omnipotente,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
expulsa de mí toda influencia de los espíritus malignos.


Padre, en el nombre de Cristo te pido que rompas toda cadena
que los demonios tengan sobre mí.

Derrama sobre mí la preciosísima sangre de tu Hijo.
Que su sangre inmaculada y redentora quebrante
toda atadura sobre mi cuerpo y mi mente.

Todo esto te lo pido por intercesión de la Santísima Virgen María.

San Miguel arcángel, intercede, ven en mi ayuda.

En el nombre de Jesús ordeno a todo demonio que pueda tener alguna influencia sobre mí,
que salga para siempre.
Por su flagelación, por su corona de espinas, por su cruz, por su sangre, por su resurrección, ordeno a todo espíritu maligno que salga.

Por el Dios verdadero,
por el Dios santo,
por el Dios que todo lo puede,
te ordeno demonio inmundo que salgas en el nombre de Jesús, mi Salvador y Señor.

Fuente: http://www.fortea.us/

miércoles, 11 de junio de 2008

A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lagrimas



Dios te salve
Reina y Madre de Misericordia
vida, dulzura y esperanza nuestra
Dios te salve
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva
a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lagrimas
ea pues Señora abogada nuestra
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos
y después de este destierro muéstranos a Jesús
fruto bendito de tu vientre,
oh clementízima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen Maria
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
para que seamos dignos de alcanzar
las divinas promesas de Nuestro Señor Jesucristo
Amen.

¡Auxilio...!



Del Diario Santa Maria Faustina Kowalska
La Divina Misericordia en mi alma
Una vez me cargué con una espantosa tentación que atormentaba a una de nuestras alumnas en la casa de Varsovia. Era la tentación del suicidio. Sufrí durante siete días y después de siete días Jesús le concedió la gracia y entonces terminó mi sufrimiento. Es un gran sufrimiento. A menudo me cargo con tormentos de nuestras alumnas. Jesús me lo permite, y los confesores [también] [104].

Pide ayuda a la Divina Misericordia... y dile: 'Jesús, en Vos confío'

domingo, 8 de junio de 2008

POR QUÉ OCUPAR UN SEPULCRO QUE YA ESTÁ VACIO

CON UNO QUE MURIÓ POR TI FUE SUFICIENTE...



El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios.
Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz.
Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre.
Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2: 6 – 11